Desconexión digital, la gran olvidada en la época de la infoxicación y el teletrabajo

En la época de la digitalización, la conexión ilimitada y la avalancha de información que recibimos constantemente, la desconexión digital se convierte en una utopía.

Separar el tiempo de trabajo del de la vida privada se ha vuelto cada vez más complicado, sobre todo desde el aumento de la digitalización y el teletrabajo. La realidad es que, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, la primera causa de muerte por accidente laboral son los infartos y derrames cerebrales, algo directamente relacionado con el estrés y la ansiedad. Y, aun así, cada vez nos cuesta más desconectar.

¿Qué sabemos de la ley de desconexión digital y qué podemos hacer al respecto?, ¿están las empresas obligadas a cumplirla? En el artículo de hoy queremos hablarte sobre el derecho a la desconexión digital y mostrarte varios consejos para garantizar esa desconexión.

Desconexión digital, un derecho amparado por la ley

Las personas trabajadoras tienen derecho a la desconexión digital, según se recoge en el artículo 88 de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre y en el artículo 18 de la Ley 10/2021, de 9 de julio, de trabajo a distancia. Es un derecho dirigido a todos, pero pensado especialmente para aquellas personas en teletrabajo.

Nos referimos al derecho de la persona a no recibir mensajes ni llamadas de trabajo fuera de su horario laboral y a no tener que conectarse a ningún medio digital corporativo mientras está en un periodo de descanso. Se incluyen aquí las pausas en jornadas de más de 6 horas, los descansos diarios entre jornadas, el descanso semanal, los días festivos, las vacaciones y cualquier permiso correctamente justificado.

Las empresas deben garantizar esta desconexión digital limitando el uso de las comunicaciones empresariales a través de medios tecnológicos.

En España la ley no prohíbe expresamente que un superior pueda contactar con su plantilla fuera del horario laboral, apela a la cooperación entre ambas partes, lo que deja muchos resquicios. Se insta a las empresas a respetar este derecho, a limitar el uso de las comunicaciones y a realizar un uso razonable de las herramientas digitales.

Problemas derivados de no tener un buen descanso

Las personas deben poder desconectar en vacaciones y fuera de su horario laboral para mantener una buena salud física y mental. En época estival esta pauta cobra más relevancia si cabe. Gran parte de la plantilla está de vacaciones y si la empresa no cierra, se requieren de unos servicios mínimos que hay que coordinar.

Mantener una comunicación interna fluida es importante, pero debes trabajarla bajo el respeto por el descanso y de forma no intrusiva, permitiendo que toda persona pueda decidir cuándo quiere consumir la información.

De no trabajar en esta línea te encontrarás con un empeoramiento de la salud de tu red de profesionales. Un estado de alerta permanente repercute en un estrés crónico, la memoria de trabajo falla, el foco falla, la atención falla...lo que a medio plazo llevará a un peor rendimiento de la plantilla y un ambiente de trabajo tóxico y poco productivo.

Consejos para garantizar la desconexión digital de tu plantilla

  • Realiza un estudio interno de tu plantilla para conocer la casuística de tu equipo. Pregúntales, por ejemplo, cuando prefieren recibir y lanzar comunicaciones.

  • Consensua las pautas que deben seguir los equipos de trabajo antes de irse de vacaciones para dejarlo todo lo más atado posible (coordinación con el resto del equipo, información de sus tareas pendientes, aviso de su ausencia, medios adicionales de contacto, en qué horario poder contactar con ellos en caso de necesidad, etc.). De esta forma, es menos probable que haya que contactar al personal en su descanso.

  • Con toda la información recabada, elabora una política interna que impulse la mejora del bienestar laboral: que especifique los tiempos de descanso, los canales de comunicación oficiales, qué se considera una urgencia y cómo atenderla, pautas para una desconexión saludable, etc. En definitiva, una política que garantice el cumplimiento de este derecho respetando a cada empleado.

  • Asegúrate de que estas pautas estén a disposición de todo el mundo, que el equipo las ha leído y que pueden consultarlas siempre que quieran. No se trata solo de lanzar el mensaje, sino de confirmar que llega a todos y conocen su contenido.  

  • Elabora campañas de comunicación interna periódicas que recuerden cómo poder desconectar, descansar y disfrutar del presente.

  • Planifica las comunicaciones corporativas con tus equipos en los horarios establecidos. Utiliza canales de comunicación que no sean invasivos y permitan que el personal consuma la información cuando necesite.

  • Involucra a los managers, líderes de equipo y profesionales de RRHH para trasladar el mensaje a la plantilla y asegurar el cumplimiento de estas pautas.

  • Establece un protocolo de actuación y compensación para urgencias y horas extra en colaboración con los managers y los trabajadores implicados.

  • Siempre que puedas, ofrece un horario flexible donde la persona pueda organizarse. Le permitirá establecer los tiempos de descanso y desconexión que se adapten mejor a sus responsabilidades personales y, por tanto, reducir el estrés.

  • Destierra las herramientas de mensajería instantánea no corporativas como medio oficial de comunicación de tu empresa.

  • Utiliza una plataforma de comunicación digital que permitan limitar el envío de notificaciones y establecer horarios de desconexión digital.

  • Establece un buen control horario. Si tenéis un control horario efectivo, incluso con las personas en teletrabajo, podrás detectar los excesos de horas y trabajar sobre ello (analizando las causar y aportando soluciones).

  • Realiza una labor de divulgación, formando al personal en el buen uso de las herramientas tecnológicas y los canales de comunicación. Pero también en la importancia del descanso y el cuidado de la salud.

Las prioridades de los trabajadores han cambiado, cada vez más, las personas esperan de sus compañías que les muestren sus valores, beneficios y oportunidades. Trabajar por el correcto descanso de tu plantilla permitirá que todas las personas que la integran puedan conciliar mejor su vida laboral con la personal. Algo que repercutirá en múltiples beneficios para tu organización: atracción y fidelización del talento, reducción de la rotación de personal, del absentismo laboral y del estrés, además de un aumento de la productividad y la mejora de la motivación de tu plantilla.

En Happÿdonia trabajamos por mejorar el bienestar organizacional, lo que implica cuidar de la salud de las personas para limitar riesgos como la ansiedad y el estrés. Por ello, desarrollamos nuestra plataforma digital de comunicación interna pensando siempre en el respeto y cuidado de las personas. Defendemos el derecho a la desconexión digital y facilitamos poder ejercerlo desde las propias herramientas digitales. En Happÿdonia toda persona puede decidir que notificaciones quiere recibir, cuando consume la información y establecerse su horario de desconexión digital (en el cuál no recibirá notificaciones ni alertas sobre el contenido publicado), además de fichar de forma telemática. Desde Happÿdonia Las nuevas tecnologías al servicio de las personas”.