Bienestar emocional. Felicidad eficiente en las organizaciones

En este post Antonio Rodríguez, CEO y fundador de Efficient Happinenes, una compañía pionera que cuida y optimiza el estado emocional de las organizaciones, buscando su excelencia alcanzando la Felicidad Eficiente para lograr la mejor versión de sí mismas, nos cuenta en primera persona cómo crear los mejores lugares para trabajar.

¿Somos felices en las organizaciones? 

Felicidad en el trabajo. Qué idea romántica tan maravillosa, y útil, si se acabara de entender la trascendencia que esconde. Me entristece ver que algo tan inherente al ser humano como es la felicidad se pueda haber prostituido hasta el punto de generar aversión o escepticismo. Sin embargo, cuando te paras a reflexionar solo un poco sobre la vida que llevamos, todos, en cierto modo, anhelamos ser felices, también en el terreno profesional. Lo digo porque allí donde mires existe un sentimiento generalizado de infelicidad en el trabajo, en donde millones de personas diariamente están, como me gusta decir, muriendo en vida en sus trabajos. De hecho, quizás te impacte saber que el 85% de las personas a nivel mundial no son felices ni se sienten comprometidas con sus trabajos, según un largo estudio mundial realizado por la consultora Gallup en el año 2017. Piénsese también en la llamada Great Resignation de los Estados Unidos, en la que millones de personas dejaron sus trabajos en 2021 por la desconexión que sentían con ellos.

Tal vez te parezca osado al realizar afirmaciones tan categóricas pero créeme cuando te digo que conozco como pocos qué es la infelicidad en el trabajo. Yo viví un entorno de toxicidad generalizada, en donde la seguridad psicológica velaba por su ausencia, en donde, a veces, el miedo era política de empresa, y en donde muchas personas se lamentaban a diario del trabajo que tenían. Y también viví una crisis existencial profunda por sentir que mi propósito vital y mi forma de entender la vida estaban en las antípodas de mi día a día profesional. Todo ello motivó que en 2018 lo dejara todo para fundar Efficient Happiness con el objetivo de ayudar a crear los mejores lugares para trabajar, en los que las personas pudieran dar lo mejor que tienen.

¿Existe la felicidad? 

Para mí, la felicidad en el trabajo es un tema demasiado serio que conforma el propósito principal de mi vida. Pero debía tener un enfoque único, que huyera de banalidades y que generara cambios reales y duraderos en los clientes y, por qué no decirlo, en la sociedad. Me di cuenta que hablar de felicidad o bienestar en el trabajo se me quedaba corto.

La felicidad como concepto autónomo para las organizaciones se me hace de difícil aplicación porque no existe nadie en el planeta con la autoridad moral suficiente como para decirnos cómo podemos ser felices. Es un terreno abonado con pura subjetividad, en donde todos y cada uno tenemos nuestra propia definición de felicidad. ¿Cómo voy a pautarte la forma de ser feliz en el trabajo? Se haría un trabajo impreciso, arduo e inefectivo. Bienestar laboral hace referencia a todo aquello externo cuya pretensión es hacernos más cómoda la vida en el trabajo. Pero esos factores externos deben ser sometidos a nuestro juicio personal y, algunas medidas nos irán bien mientras que otras, no. Conozco casos en que las llamadas políticas de bienestar poca mejora aportan a sus destinatarios. Por ejemplo, el caso de los bonos guardería para quienes no son padres no tienen utilidad alguna. Son algo bueno, siempre y cuando tenga hijos. También suelo compartir otro ejemplo en donde la protagonista es una chica de menos de treinta años cuya organización implantó una política de flexibilidad horaria y reducción de jornada dentro de su plan de bienestar. La realidad es que esta persona se vio perjudicada porque quería pasar el máximo tiempo posible fuera de casa, ya que la realidad que ahí vivía era algo desagradable. El trabajo era su válvula de escape y se la cerraron un poco.

Bienestar emocional

¿Entonces, si no hablamos de felicidad y bienestar, de qué deberíamos hablar?

Para hilar fino y ajustarnos a la realidad empresarial, debemos entender que las organizaciones son entidades vivas, con una cultura determinada, con unos estados financieros determinados, independientes de los de las personas que las forman. Y también son entes con un estado emocional específico que condiciona su funcionamiento global, algo en lo que, sin embargo nadie había reparado. Este revolucionario enfoque es el que me llevó a plantearme: ¿y si trabajamos el estado emocional de las empresas a fin de optimizarlo? Y así fue como nació el concepto de Felicidad Eficiente, origen y germen de todo nuestro trabajo y filosofía.

Felicidad Eficiente

La Felicidad Eficiente es el estado al que todas las organizaciones del mundo deberían tender, aquel en el que personas y negocio están perfectamente alineados, ofreciendo su mejor versión y creando, en consecuencia, los mejores lugares para trabajar. La Felicidad Eficiente funciona como un paraguas que da cobijo a esa felicidad individual y a ese bienestar externo, ajustándose a la realidad de cualquier empresa y nutriéndose de las personas que las forman. Emana de las personas para las personas. Está formada por diferentes ejes y dimensiones que nos afectan en el trabajo, puede medirse y siempre tiene margen de mejora. Pero, lo relevante aquí, es que define un nuevo paradigma anteriormente inexplorado como es el de la salud emocional de las organizaciones. ¿Cómo vamos a conseguir compañías sanas holísticamente si su núcleo emocional, el principal, el más humano, no está trabajado ni cuidado? Las consecuencias son sobradamente conocidas.

Quién me iba a decir a mí que una visión como esta me habría permitido vivir todo lo que llevamos recorrido. Tengo un equipo de ensueño, con personas que han sido directivas de los recursos humanos en multinacionales financieras, en el Departamento de Defensa de EEUU o que han vivido acontecimientos como el de las Torres Gemelas en sus propias carnes que los han catapultado a la palestra mediática. Hemos salido en los principales medios nacionales, hemos tenido la oportunidad de trabajar con empresas de distintos sectores, algunas de las cuales seguía en la Bolsa. Hemos creado la primera escuela transversal para directivos, manager y colaboradores para que trabajen su Felicidad Eficiente en el trabajo y, recientemente, hemos sido reconocidos como la mejor empresa de bienestar corporativo del mundo por la publicación británica Corporate Live Wire.

Cuando te lo juegas todo a una carta y con algo que, más que un sueño, sientes que es un deber, notas la necesidad de transmitirlo para inspirar, para gritar a los cuatro vientos que sí podemos brillar en el trabajo, que debemos velar por nuestra Felicidad Eficiente y que de no hacerlo, correremos el peligro de que nuestras organizaciones no den lo mejor que tienen, pierdan ingentes cantidades de dinero y, lo que es peor, que las personas que las forman, poco a poco, se consuman hasta morir en vida. Como siempre me gusta recordar, la Felicidad Eficiente es una cuestión de supervivencia profesional y empresarial.

Cómo te puede ayudar Happÿdonia a que las personas de tu organización brillen

Desde Happÿdonia queremos ayudar a las organizaciones siendo el canal que impulse sus proyectos de bienestar organizacional y consiga un equipo altamente motivado y feliz. Por eso, os proponemos acciones que, desde nuestra plataforma de comunicación interna, gestión y motivación, os van a permitir abordar estas cuestiones de felicidad eficiente con el equipo de manera totalmente exitosa.

  • Crea un sistema de reconocimientos y logros:

    No hay nada mejor que reconocer los logros y el esfuerzo de las personas de manera pública. Por eso, a través de Happÿdonia puedes definir qué objetivos y trabajo bien hecho quieres reconocer otorgando unas insignias al mérito a aquellas personas que hayan cumplido con los objetivos, tengan cualidades excepcionales, hayan ganado un concurso interno, etc. Además, puedes hacer que esos logros les permitan acumular unos puntos o monedas que puedan canjear en catálogos internos de la empresa para conseguir algún tipo de beneficio social, productos, formaciones...todo dependerá de los recursos que pueda poner a disposición cada empresa. Pero, lo más importante es que cuando las personas ven reconocido todo su esfuerzo se sienten valorados y el sentimiento de pertenencia se refuerza.
  • Identifica y refuerza las competencias y aptitudes de tu equipo:

    Conoce a las personas de tu equipo y resalta sus mejores competencias y aptitudes para guiarles hacia la excelencia. Cada persona es única y las organizaciones deben ser capaces de reconocer esas habilidades para reforzar y animar a focalizarse en ellas y seguir trabajándolas. Además, puedes hacer partícipe al resto de personas del equipo para que también identifiquen esas competencias de sus compañeros y compañeras y que propongan y validen las existentes; es una manera de fortalecer las relaciones interpersonales a través de un sistema de networking interno.
  • Comparte momentos únicos y divertidos a través de grupos sociales:

    Las personas somos seres sociales, necesitamos relacionarnos y sentirnos parte de un grupo. Es por eso que las organizaciones deben tomar la responsabilidad de establecer mecanismos para involucrar en la empresa y en los equipos a todas las personas; de permitirles interactuar y conocerse mejor para mejorar las relaciones del equipo y, por lo tanto, reducir los conflictos laborales. Crea grupos de deporte, lectura, comida y restaurantes...estos grupos a los que accederán de manera totalmente voluntaria les permitirán conectar con las personas más afines a ellos y ellas.
  • Establece canales eficientes de escucha activa para conocer sus necesidades:

    Las organizaciones deben ser capaces de ofrecer los medios adecuados para que las personas puedan expresarse y compartir cualquier idea o sugerencia de mejora. Crea buzones de ideas y sugerencias accesibles para todo el equipo donde, además, puedes hacer partícipe al resto del equipo para que participe en la valoración de esas ideas de mejora. Así, consigues que las personas se sientan escuchadas y parte de equipo alineado con los mismos intereses y objetivos.

Y tú, ¿Quieres tener el vehículo que te ayudará a ser una organización que vela por la felicidad eficiente? En Happÿdonia tenemos una misión, ayudar a las empresa hacer un cambio de relación empresa-persona para conseguir mejorar el bienestar y la productividad tanto individual como organizacional.

Prueba Happÿdonia Gratis y revoluciona ya tu organización 

QUIERO MÁS INFORMACIÓN: